Déjanos tu mensaje

San Valentín, la ocasión perfecta para enamorarse de las Pitas

San Valentín, la ocasión perfecta para enamorarse de las Pitas

La respiración se acelera, sentís mariposas en el estómago y vuestro corazón palpita como una patata frita, los síntomas son claros: habéis sentido un flechazo.

Y ¿quién ha sido la responsable? Quizá Yoko con su irresistible descaro o Tami con su delicadeza infinita o, probablemente, Fury o Fur, por la calidez que transmiten y ¿qué decir de Pam y la suavidad de sus formas?

Es imposible verlas y no enamoraros, pero lo mismo les sucede a ellos. Hiro conquista por su personalidad desenfadada y Fuji enamora por su sencillez. WP150 Bota es ligero y audaz, Wallabi es único y original y Nautico agrada por su inconformismo. Saben exactamente como convertirse en los compañeros perfectos en cualquier situación.

San Valentín ha lanzado sus flechas con nombre de Pitas y ha hecho diana en vuestro corazón. El amor es solo para los valientes, así que ha llegado el momento de dejar de soñar con ellas y dar un paso hacia adelante. ¿Sabéis que todos los modelos están ahora al 40%? Se trata, sin duda, de una señal. ¿Por qué no aprovecháis la ocasión?

Quizá temáis que vuestro novio o novia se pongan celosos ante vuestra devoción por las Pitas, pero no os preocupéis, la solución es sencilla. Regaladles su propio par por el Día de los Enamorados. Una vez que caigan bajo su hechizo, no podrán prescindir de ellas.

Y podéis ir incluso más allá, pasar al siguiente nivel en vuestra relación y elegir el mismo modelo de Pitas. Así podréis practicar el keo-peul-look o matching couple, una tendencia surgida entre los jóvenes asiáticos para demostrar su amor, luciendo la misma ropa o complementos. Celebrities como Chiara Ferragni y Fedez, Javier Calvo y Javier Ambrossi (Los Javis) o Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz ya se han apuntado, ¿os atrevéis a ser los siguientes?

No os preocupéis, no hace falta que vistáis idénticos de pies a cabeza. Llevando las mismas Pitas, estaréis mostrando vuestra conexión y seréis igual de cool que los enamorados asiáticos, pero sin caer en su excentricidad. ¡Que triunfe el amor!