Déjanos tu mensaje

Polluelos, es el día de sorprender a mamá

Polluelos, es el día de sorprender a mamá

Domingo 6 de mayo día de la madre, apuntadlo que luego se os olvida. El día de la madre no tiene un día concreto, sino que es el primer domingo de mayo, es por ello, que a veces cuesta acordarse.

Pero ya estamos aquí nosotros para recordároslo y daros algunas ideas de regalo, ¿regalo?, más bien regalazo. Ellas son las que aguantan nuestras lloreras, aguantan que no les hagamos caso por estar con nuestros amigos, aguantan que les robemos esas prendas vintage que tienen guardadas en el armario… en resumen, ellas nos lo aguantan todo. Qué menos que una vez al año nos rasquemos un poquito el bolsillo o la creatividad (si hacemos un detalle handmade) y les sorprendamos con un detalle con el que puedan fardar con el resto de las madres.

Lo imprescindible para que sea un buen obsequio es que tenga un poquito de ti, unas palabras de agradecimiento escritas en una carta o un te quiero en el papel de regalo, es el detalle que va a hacer que se emocione y tenga unas lagrimillas en los ojos.

Sé original.

Un ramo de flores es algo socorrido de lo que podemos tirar por falta de tiempo, pero ¿acaso tu madre no echa sus buenas horas en hacer esa rica paella que luego te vas a llevar en tuppers? Al igual que ella hace, dedícale el tiempo que se merece en buscar qué es lo que le gustaría recibir en este día tan especial. O lánzate a hacer algo con tus manos. Ella no criticará si ha quedado bien o si no se parece en nada a la foto de lo que querías hacer. Ella solo verá el esfuerzo y el cariño que has puesto para que salga un regalo “Do it Yourself”.

Acompáñala.

Aprovecha para hacer algo con ella. Dedícale un día para reíros juntos, confesaros secretos, hacer una locura, superar algún miedo, hacer que sea un día especial tanto para ella como para ti. Porque ahora es el momento de disfrutar de tu madre.

¿Conjuntados?

No es una locura, sería precioso que por un día vayáis iguales. Seguro que a tu hermano y a ti os ponía la misma camiseta y os miraba con orgullo de madre. Ahora podéis devolverle esa mirada de admiración regalándole unas Pitas para ti y el mismo modelo para ella. Además de llenar el día de la madre de color, seguro que os echáis unas buenas risas.

Y, por último…

Te quiero es algo que muchas veces nos cuesta decir o que no decimos porque se sobreentiende, pero no hay mejor regalo que decirlo en voz alta.

 

¡Feliz día de la madre, polluelos!