Déjanos tu mensaje

Fur & Fury, la solución a los pies congelados

Fur & Fury, la solución a los pies congelados

Ocho de la mañana, parada del autobús. Estáis sentadas esperando para ir a clase o al trabajo y minuto tras minuto vais notando cómo vuestros pies se van congelando. Movéis los dedos, dais pequeños golpes contra el suelo…, no sirve de nada: los tenéis tan fríos que cuando llega el momento de levantaros sentís como si se os clavaran pequeñas agujas de hielo en cada pisada.

¿Por qué se os hielan los pies?

El otoño y el invierno os ponen a prueba y aunque lleváis calcetines gruesos y zapatos cerrados, cuando estáis un rato paradas, vuestros pies se quedan tan helados que duelen. Son las extremidades más alejadas del corazón, por eso a la sangre le cuesta más trabajo llegar hasta ellas. Además, la afirmación popular de que las mujeres siempre tienen frio en los pies ha sido confirmada por un estudio publicado en el diario médico The Lancet: las extremidades femeninas registran unos tres grados menos que las masculinas.

Fur & Fury: las reinas del frío

¿Y qué podéis hacer? Poneros tres pares de calcetines, llevar un calientapiés portátil... Mucho más fácil: calzaros unas Pitas. Pero no unas Pitas cualquiera sino las reinas del frío: las Fur o el nuevo modelo Fury.

Las Fur están diseñadas para que el frio no os inmovilice. Su forro interior de pelo mantendrá vuestros pies mullidos y calentitos y su suela de caucho natural de 3,8 cm os aislará de las bajas temperaturas y, además, evitará resbalones en las superficies que el mal tiempo torna resbaladizas (hielo, lluvia…)

Con una horma cómoda y un material exterior natural como es el serraje, vuestras extremidades inferiores no se sentirán oprimidas y respirarán adecuadamente, lo que resulta fundamental para una correcta circulación de la sangre y, por extensión, para mantenerlas calientes.

Los cordones, que vienen en algodón y en grosgrain, asegurarán las Fur a vuestros pies, pero si no deseáis ataduras y preferís un calzado que podáis quitar y poner “sin manos”, las nuevas Fury –con dos gomas laterales que sustituyen a los cordones- son vuestra mejor elección.

Si queréis llevar un calzado esponjoso, caliente y sumamente agradable y poder cantar eso de “El frio a mí nunca me molestó”…, haceros con las Fur o las Fury. Sin duda, si Elsa y Ana las probaran, se convertirían en el calzado favorito de Arendelle.

Así que, si estáis hartas de pies congelados, no esperéis más, aprovechad la promoción especial del 10% de descuento en cualquier modelo Fur o Fury, válida desde el 13 al 17 de noviembre.

Todos los comentarios

Deja tu comentario