¿Cómo elegir las mejores zapatillas de andar por casa?

¿Cómo elegir las mejores zapatillas de andar por casa?

Llegar a casa y ponerse “cómodo” es sinónimos de pijama y zapatillas. Todos estamos deseando abrir la puerta y quitarnos esos zapatos, botas o sneakers hechos para la vida en exterior, y cambiarlos por otro calzado más flexible y confortable, perfecto para que el pie descanse. Por eso las zapatillas de andar por casa son tan importantes.

En el siguiente post repasamos una serie de pautas para elegir de la mejor zapatilla, las grandes olvidadas pero las más importantes para garantizar el descanso del pie.

¿Qué suela elegir?

Lo ideal es que las zapatillas de andar por casa sean resistentes, antideslizantes y que principalmente amortigüen la pisada. Una de las mejores opciones es buscar zapatillas con suela de caucho, porque se trata de un material impermeable, resistente y elástico, haciendo que el pie se mantenga protegido y cómodo en todo momento.

Si a esto le añadimos el sistema de vulcanizado, garantizamos una larga vida a las zapatillas, puesto que el proceso de elaboración de la suela se hace bajo presión y a través de temperaturas que superan los 150ºC, creando así una suela flexible y de gran calidad.

¿Cuña o planas?

Aunque en principio parece más una cuestión de gustos, elegir zapatillas planas o un poco elevadas en el tacón incide directamente en el bienestar de otras zonas del cuerpo, como la espalda.

Muchos estudios aseguran que la cuña corrige posturas y hace que caminemos más erguidos, e igualmente descarga tensiones en las articulaciones evitando dolores de espalda y de piernas cuando pasamos mucho tiempo de pie. Esto unido a una buena amortiguación, hacen de la zapatilla de andar por casa el zapato perfecto para el descanso.

No obstante, las zapatillas planas estás muy lejos de ser incómodas y perjudiciales. Muchas personas prefieren este tipo de calzado por resultar más confortable.

Fieltro, el tejido más duradero

La idea es que le tejido de las zapatillas sea suave, resistente y, sobre todo, transpirable, evitando el sudor en el pie. Un ejemplo es el fieltro, sobre todo si contamos con terraza o jardín, ya que este material otorga durabilidad, resistencia y aguante al zapato.

Una buena opción son los tejidos sostenibles con materiales reciclados, como el fieltro elaborado con un 100% de poliéster reciclado de botellas PET. A la vez que garantizamos calidad, estamos ayudando al medio ambiente.

¿Cerradas o abiertas?

Llegados a este punto debemos preguntarnos, ¿nos gusta una buena sujeción o buscamos todo lo contrario? En la respuesta a esta pregunta encontraremos la diferencia entre zapatillas cerradas o abiertas, sobre todo en adultos.

Para los niños no hay discusión: cerradas, así evitamos pérdidas y hacemos que puedan corretear por casa de la forma más segura y cómoda posible.

Color al poder

Y después de todo lo anterior, ¿qué debemos tener en cuenta? ¡Que nos enamoren! El fieltro sostenible, el vulcanizado… hacen posible que nuestros pies vistan, además de cómodos, a todo color, dependiendo de nuestros gustos y con el objetivo de que en casa encontremos confort, tanto por fuera como por dentro.

Ahora que te lo hemos contado todo, ya puedes elegir las zapatillas que más te gusten pero sobre todo, las que más necesites. Consulta toda nuestra colección de Pitashome en la web.

Todos los comentarios

Deja tu comentario

Ahora no podemos atenderte. Déjanos un mensaje